Este proyecto está realizado por el estudio Produce.

Se trata de dos locales ubicados en Singapur, uno de ellos llamado KKI, dedicado a los dulces y otro el pequeño Dröm. Ambos se encuentran dentro del edificio de la escuela de arte.