Interiorismo. Evolution bar. Bucarest

El proyecto se encuentra en el interior de un edificio neogótico del siglo XVIII en Bucarest, Rumanía. Para mantener la imagen de edicio clásico en el interior, se opta por dejar vistos los sucesivos arcos de ladrillo estructurales del edificio.Así la intervención se focaliza en el área central, totalmente vacío.

 El espacio central se maximiza con una “barra flotante” de color verde, con una forma orgánica serpenteante que invita a apoyarse en ella. La atención del usuario se centra en este elemente gracias a la ausencia de ornamentación de los paramentos interiores.
 

Además, el diseño de la barra incluye pequeños y útiles espacios para incorporar e integrar divesos tipos de botella.